Palmeritas de bacon y edam

image

Resulta curioso que una masa tan extraordinaria y polifacética en la cocina la inventara un pintor que en sus años más humildes tuvo que trabajar de pastelero, el francés Le Lorrain.

Gracias a su ingenio, y con pocos ingredientes, podemos preparar un aperitivo fácil y rápido para los amantes del hojaldre.

Ingredientes:
  • Una plancha de hojaldre rectangular
  • Bacon en lonchas
  • Queso Edam en lonchas
  • Un huevo
Preparación:

Enciende el horno a 180 grados, por arriba y por abajo.

Extiende la plancha de hojaldre sobre papel vegetal y pásale el rodillo de amasar. Dispón una loncha de bacon y una de queso, una junto a otra, hasta completar la plancha de un extremo a otro.

Dobla los extremos izquierdo y derecho del hojaldre hacia el centro, como si doblaras dos hojalá de un libro hacia dentro para unirlas en los nervios. Aplasta suavemente la doblez y vuelve a hacer el mismo paso dos veces más. Tendrás que ir aplastando con suavidad el hojaldre ya que se hará más grueso al estar doblado sobre sí mismo.

Con un cuchillo afilado, córtalo en rodajas de un centímetro de ancho. Debes cortar deslizando el cuchillo en una sola pasada. Te quedarán unos corazoncitos estrechos. Ponlos sobre un papel vegetal en la bandeja del horno de manera que estén lo más separados posible entre sí. Bate el huevo en un cuenco y con una brocha píntalos. Mete la bandeja en el horno a media altura  y espera a que estén dorados, unos 20 minutos.

¡A picar!

Consejillo:

Como usas muy  poco huevo para pintar las palmeritas, puedes añadirle sal y aprovecharlo para hacer una tortilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *